VORAZ: ENTRE CANÍBALES

 

 

RAW 01

Dale click y escucha el comentario Filmanía

 

Por Héctor Becerra Delgado

Es momento de cursar una carrera y Justine (Garance Marillier) decide ser veterinaria. Sus padres la llevan a la universidad donde su hermana Alexia (Ella Rumpf) cursa la misma licenciatura. En su primera noche, Justine es víctima -como todos los nuevos estudiantes-, de alocados rituales de iniciación. Al día siguiente, los recién ingresados posan para una foto y son bañados en sangre de animal. Luego, los obligan a devorar riñón de conejo. Justine aclara que su familia es vegetariana, pero su hermana Alexia la convence de seguir la corriente. Tras una fuerte reacción alérgica, Justine descubre que le gusta el sabor de la carne cruda y la sangre tibia. Su apetito le hará buscar víctimas.

CEREAL

La directora francesa Julia Ducournau ha sorprendido a propios y extraños con su primera cinta: “Voraz” (“Raw” / “Grave”, 2016), una historia de canibalismo que rebasa los límites del horror para plantear interpretaciones originales. Ducournau, nacida en París en 1983, llamó la atención de la industria fílmica al ganar en la categoría de Cortometraje con “Junior”, esto en Cannes 2011. Con una propuesta arriesgada y difícil de mirar hasta para los seguidores del cine de horror, Ducournau nos muestra en “Voraz” un talento sólido como directora y guionista. Las influencias son palpables: hay música, colores y encuadres que nos remiten a filmes de los 70 y 80 del italiano Darío Argento.

BODY HORROR

Otra influencia notable es la del cineasta canadiense David Cronenberg, cuyo cine ayudó a definir el subgénero “Body Horror”, es decir, películas donde la degeneración o destrucción del cuerpo son parte esencial de la trama. Las cintas más propositivas de este subgénero son aquellas que equiparan los estragos corporales con los cambios mentales y emocionales de sus personajes. Debemos hacer mención de “Ginger Snaps” (2000), del canadiense John Fawcett, donde dos hermanas adolescentes viven obsesionadas con la muerte. Cuando una de ellas tiene su primera menstruación, es atacada por un Hombre Lobo, lo cual inicia su transformación gradual en una criatura hambrienta de carne…

CARNE CRUDA

Con estas influencias, Julia Ducournau ha construido “Voraz”, cinta que es más de lo que aparenta. Bajo la estructura de una película de horror gore, hay una invitación a reflexionar acerca de nuestros demonios interiores. Ducournau lo ejemplifica con uno de los tabúes más antiguos de gran parte de la humanidad: el canibalismo. Lo hace además con una perspectiva femenina donde Justine -virgen al entrar a la universidad-, tendrá su despertar sexual junto con el descubrimiento de su apetito por la carne humana. La naturaleza real de la relación entre ella y su hermana Alexia se revelará poco a poco y veremos varias posibilidades ante la urgencia de liberar impulsos poderosos y prohibidos…

LA MORGUE

Voraz” no es un panfleto a favor del veganismo ni un alegato feminista. La realizadora Ducournau nos presenta una trama ubicada en el microcosmos de una universidad donde los estudiantes de veterinaria parecen obreros de su especialidad, siempre en busca de humillar a los novatos y divertirse a toda costa con alcohol y fiestas ¿Y el amor por los animales? Esa sensibilidad no la vemos en ninguno de los personajes. Ducournau genera suspenso gradualmente, con atmósferas, sonidos e imágenes inquietantes. Las escenas de canibalismo son mínimas pero, cuando llegamos a ellas, nos impactan debido a lo bien construido del libreto. Este es un filme crudo. Literalmente.

POSTDATA

Carrie” (1976), de Brian DePalma, es otra cinta citada en la escena en que los novatos son bañados en sangre animal. Dicha imagen es un adelanto de lo que vendrá, con situaciones extremas que nos preguntan: ¿debo aceptar abiertamente mis demonios? ¿Encontraré la manera de convivir con ellos?

Esta entrada fue publicada en Bllogs, Filmanía. Guarda el enlace permanente.