PASAJEROS: DESPERTARES

PASSENGERS 02

Por Héctor Becerra Delgado

 

La nave espacial “Avalon” transporta 5000 pasajeros y tripulantes en estado de hibernación ¿Su objetivo? Llevarlos al planeta Homestead II, el cual está en proceso de colonización y requiere habitantes con habilidades diversas. El viaje durará 120 años pero, debido a una falla, una cápsula de hibernación despierta anticipadamente al ingeniero mecánico Jim Preston (Chris Pratt). Jim tarda varias horas en recorrer la nave y comprender que faltan 90 años para llegar a su destino. Los meses  siguientes considera opciones, incluyendo el suicidio. Una pasajera llama su atención: la escritora Aurora Lane (Jennifer Lawrence). Jim, desesperado, contempla la posibilidad de despertarla…

TEN UNA VIDA ORDINARIA Y TENDRÁS HISTORIAS ORDINARIAS

En 2007, el neoyorquino John Spaihts atrajo la atención del actor Keanu Reeves con su libreto de ciencia ficción “Shadow 19”. Aunque esa película no se concretó, Reeves mostró interés por otro guión de Spaihts titulado “Pasajeros”, el cual propuso coproducir y estelarizar. Por diversas razones, “Pasajeros” tampoco se concretó y el libreto circuló por varios estudios, sin obtener financiamiento. Mientras, John Spaihts escribió o coescribió cintas como “La Última Noche de la Humanidad”, “Prometeo” y “Doctor Strange: Hechicero Supremo”. Finalmente, en 2014, Sony Pictures adquirió los derechos para filmar “Pasajeros” (“Passengers”), la cual se estrenó en diciembre de 2016.

UN HOMBRE QUE SE AHOGA

“Pasajeros” fue dirigida por el noruego Morten Tyldum, célebre por la aclamada cinta “El Código Enigma” ¿La recuerdan? Aquella acerca de Alan Turing, el creador de la primera computadora. Tyldum y John Spaihts presentan una peculiar combinación de romance y ciencia ficción, la cual toma elementos prestados de otros filmes. Es notable la influencia del director Stanley Kubrick en el diseño de ciertos interiores de la nave “Avalon”, los cuales nos remiten a “2001: Odisea del Espacio”. Destaca también el barman androide Arthur (Michael Sheen), quien está inspirado en Lloyd, el cantinero fantasma de “El Resplandor”, otro filme de Kubrick. Hay más influencias…

¿QUIÉN PLANTÓ UN ÁRBOL EN MI NAVE?

También en “Pasajeros” es notoria la inspiración del filme clásico “Naves Misteriosas” (“Silent Running”, 1972) y su mensaje ecológico acerca de la vegetación terrestre. Sin embargo, el mayor problema de “Passengers” está en la decisión que toma el protagonista al despertar a Aurora. Sony Pictures sabe que ese es el punto más controversial del filme, al grado de no incluirlo en los cortos, los cuales nos hacen creer que ambos protagonistas despertaron por una falla ¿Puede una persona alterar el rumbo de vida de alguien para su propio beneficio? ¿Debe Jim recibir un castigo por su decisión unilateral? El “Síndrome de Estocolmo” también se implica en la relación de Aurora y Jim.

NO SON PREGUNTAS PARA UN ROBOT

La química entre Jennifer Lawrence y Chris Pratt es evidente. Sin embargo, no basta para sostener un filme que inicia con un sobrio primer acto y deriva hacia un apresurado final. “Pasajeros” nos invita a reflexionar acerca de la vida, la soledad y la muerte. Una vez que Jim despierta a Aurora y, de paso, la condena a morir sin llegar a su destino, “Passengers” entra en terrenos difíciles. Lo que ocurre a continuación parece justificar el egoísmo del hombre y el sometimiento de la mujer a su voluntad, en una cuestionable historia de amor. “Pasajeros” se recomienda para analizar y discutir su mensaje, el cual parece justificar la falta de consentimiento femenino ante los deseos del hombre.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Filmanía. Guarda el enlace permanente.