MANCHESTER JUNTO AL MAR: ANCLADO A LAS CENIZAS

!cid_b3fdd58d-50e2-4388-11d0-b5b9ce7b01ea@yahoo

Por Héctor Becerra Delgado

El reservado intendente Lee Chandler (Casey Affleck) trabaja en un edificio de apartamentos en Quincy, Massachusetts, donde realiza labores de mantenimiento para los inquilinos. Cierto día recibe una llamada: su hermano Joe (Kyle Chandler) sufrió un infarto. Lee maneja durante hora y media hasta llegar a Manchester-by-the Sea, su pueblo natal, pero Joe ha fallecido. Mientras prepara los arreglos para su funeral, el abogado de la familia le informa que Joe lo nombró guardián legal de Patrick (Lucas Hedges), su hijo de 16 años. Todo está arreglado para que Lee se mude a Manchester y cuide a su sobrino, pero hay recuerdos dolorosos que complican cumplir el deseo de su hermano…

THERE’S NOTHING THERE

La trayectoria del neoyorquino Kenneth Lonergan abarca TV, teatro y cine. Además de ser el autor de obras bien recibidas por la crítica, Lonergan incursionó en el cine como guionista en la comedia “Analízame” (1999), éxito de taquilla estelarizado por Robert De Niro y Billy Crystal. Su siguiente guión fue “Las Aventuras de Rocky y Bullwinkle (2000), fracaso de crítica y taquilla. En el 2000, Lonergan estrenó una cinta escrita y dirigida por él: “Puedes Contar Conmigo”, drama con Laura Linney y Mark Ruffalo. Tras obtener múltiples premios y nominaciones, Lonergan escribió para Martin Scorsese “Pandillas de Nueva York” (2002), filme taquillero y bien recibido por la prensa.

CAN’T BEAT IT

Tras las complicaciones para rodar, editar y estrenar “Margaret” (2011), película escrita y dirigida por Lonergan, sus amigos actores Matt Damon y John Krasinski se acercaron con una premisa para que el cineasta realizara un guión: un hombre regresa a su pueblo natal tras la muerte de su hermano. “Manchester Junto Al Mar” (“Manchester By The Sea”, 2016) iba a ser estelarizada y dirigida por Matt Damon pero, por conflictos de agenda, solo coprodujo el filme y recomendó a su amigo de la infancia Casey Affleck para estelarizarlo. Lonergan se hizo cargo del libreto y la dirección, con resultados muy satisfactorios. “Manchester Junto Al Mar” es una herida abierta…

LAND OF THE LIVING

Lonergan maneja un ritmo pausado, lo cual permite presentar personajes plenamente desarrollados y mantener en suspenso varias revelaciones que la película tiene para nosotros. Una fortaleza de Lonergan es el manejo de actores, de quienes extrae interpretaciones naturales y realistas. Casey Affleck ofrece una interpretación memorable e implosiva como Lee, quien vivió situaciones muy duras en su pueblo natal. Michelle Williams tiene una breve pero importante presencia en pantalla. El filme representa la fragilidad de la vida y la importancia del amor para salir adelante. Nos remite además a la complejidad de la naturaleza humana, a partir de una anécdota simple pero no sencilla…

I’M BEGINNING TO SEE THE LIGHT

Con los mismos personajes y subtramas, un cineasta menos atento habría creado un drama ordinario apegado a las reglas usuales en este tipo de filmes. Lonergan hace lo contrario: la cinta imita la vida, con su ritmo irregular y cambios abruptos de rumbo. Poco a poco, “Manchester…” muestra las paradojas de los personajes que habitan el filme. Con fotografía excelsa de Jody Lee Lipes, quien nos sumerge de lleno en un pueblo que parece detenido en el tiempo, el filme pasa de una situación incómoda a otra: trámites legales y funerarios, encuentros y desencuentros, sexo como negación de la muerte, etc. Esta es una de las mejores cintas del 2016, agridulce e impredecible, como la vida…

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Filmanía. Guarda el enlace permanente.