LOGAN: SANGRIENTA DESPEDIDA

LOGAN 02

Por Héctor Becerra Delgado

En un futuro próximo, no han nacido nuevos mutantes y han muerto varios X-Men. Logan (Hugh Jackman) padece envenenamiento ocasionado por su esqueleto de Adamantium. Su capacidad de regenerarse le ha ayudado a soportar las toxinas pero su salud es frágil y sobrevive trabajando como chofer de limosina en Texas. Del otro lado de la frontera, en un derruido refugio, Logan oculta al profesor Charles Xavier (Patrick Stewart), débil y peligrosamente enfermo. Una mujer llamada Gabriela (Elizabeth Rodríguez) contrata a Logan para que la lleve -junto con su niña Laura (Dafne Keen)- a Dakota del Norte. Gabriela es asesinada y Logan debe proteger a Laura y al Profesor X…

SHANE

Desde hace algunos años, el australiano Hugh Jackman anunció que pronto dejaría de interpretar a Wolverine en la saga de X-Men. En 2013, los estudios 20th Century Fox comenzaron a negociar una tercera cinta protagonizada por el mutante más popular. El cineasta James Mangold, quien dirigió “Wolverine: Inmortal” (2013) fue invitado a preparar el guión de la película con que Jackman se despediría de su personaje. El actor y el realizador acordaron preparar una historia alejada de la usual lucha por salvar al mundo. Con algunas ideas tomadas de westerns clásicos como “Shane” (1953), la comedia dramática “Luna de Papel” (1973) y “Ruta Suicida” (1977), surgió la premisa…

PADRE E HIJO

El guión base de James Mangold fue desarrollado por Scott Frank y Michael Green, con un tono oscuro y una historia cruda, violenta y muy personal. Así, vemos a un Logan enfermo, envenenado por su propio esqueleto de Adamantium, alcoholizado y con un empleo como chofer de limosina. Más frágil que Wolverine aparece Charles Xavier, el telépata más poderoso del mundo, quien fuera líder de los X-Men y ahora es un anciano debilitado, con una enfermedad neuronal que le impide controlar sus poderes. Logan y el mutante albino Caliban (Stephen Merchant) mantienen medicado al profesor X, para evitar daños a terceros cuando libera accidentalmente su poderosa fuerza mental.

PADRE E HIJA

Por supuesto, existen varios villanos en el filme. El más notable es Donald Pierce (Boyd Holbrook), jefe de seguridad de la empresa Transigen, quienes han creado niños mutantes con fines militares. Laura (Dafne Keen) es fruto de estos experimentos y lleva en su sangre ADN de Logan. El filme centra su trama en el valor de la familia y la proximidad de la muerte. Mangold orquesta  secuencias de combate que apuestan por el realismo en medio de una violencia gráfica que hace que “Logan” sea clasificación C: miembros cercenados, craneos apuñalados, disparos a la cara y otras imágenes brutales inundan la cinta, la cual es balanceada con momentos de humor y drama familiar.

TUMBAS EN EL BOSQUE

Al parecer, para Hugh Jackman y Patrick Stewart esta será la última película donde interpreten a sus emblemáticos personajes. “Logan” es, en ese sentido, una despedida más que digna para ellos. La cinta es un híbrido de Western, Film Noir y Road Movie, narrado con solvencia por Mangold y con excelentes actuaciones de todo el elenco. La niña Dafne Keen es una gran revelación y, a ratos, “roba cámara” a Hugh Jackman, quien ofrece una interpretación emotiva sin salirse de la esencia de Wolverine. El western clásico “Shane”, influencia principal de esta cinta, aparece en la televisión y algunos de sus diálogos figuran al final. “Logan” es una despedida sangrienta, brutal y sensible…

POSTDATA POLÍTICA

“Logan” extiende el mensaje integracionista de la saga X-Men y lo amplía: la pequeña Laura tiene sangre mexicana y ADN mutante. Logan debe protegerla de un gobierno que teme a los que son diferentes. Cualquier parecido con el ambiente actual en Norteamérica quizá no sea coincidencia.

 

 

Esta entrada fue publicada en Filmanía. Guarda el enlace permanente.