LA MOMIA: EL INFIERNO NO CONOCE FURIA…

THE MUMMY 03

Da click para escuchar el Comentario Filmanía

Por Héctor Becerra Delgado

Durante las excavaciones para construir un tren subterráneo en Londres, los trabajadores descubren decenas de ataudes de caballeros medievales. Un hombre misterioso (Russell Crowe) toma control del lugar. Mientras, en Irak, el soldado y mercenario Nick Morton (Tom Cruise) y su socio Chris Vail (Jake Johnson) descubren tras un bombardeo contra tropas enemigas, una enorme e inquietante tumba. Al lugar llegan mandos militares y la arqueóloga Jenny Halsey (Annabelle Wallis), quien tuvo una relación sentimental con Nick. Contra reloj, rescatan el féretro de la princesa egipcia Ahmanet (Sofia Boutella), a quien su pueblo enterró viva tras vender su alma al dios demonio Set…

BIENVENIDO A UN NUEVO MUNDO DE DIOSES Y MONSTRUOS

Hace pocos años, los estudios Universal anunciaron la creación de la serie fílmica llamada “Dark Universe” ¿El concepto? Generar súper producciones a partir de los monstruos clásicos del catálogo de Universal: Drácula, Frankenstein, El Monstruo de la Laguna Negra, El Fantasma de la Ópera, el Hombre Lobo y otros personajes fantásticos como El Hombre Invisible, El Jorobado de Notre Dame y Van Helsing. El primero de los proyectos en concretarse fue “La Momia” (“The Mummy”, 2017), filme del taquillero productor y guionista Alex Kurtzman. Esta producción de 145 millones de dólares es el segundo filme dirigido por Kurtzman, quien debutó con “People Like Us” en 2012.

ESTO NO ES UNA TUMBA: ES UNA PRISIÓN

Del 2005 a la fecha, Kurtzman ha coescrito los libretos de filmes taquilleros como “La Leyenda del Zorro”, “Transformers” y su secuela, así como “Star Trek” y la muy efectiva “Star Trek: En La Oscuridad”. Aunque algunos de sus proyectos no han sido tan exitosos, “La Momia” se veía atractiva comercialmente, al menos en papel: Tom Cruise en el rol estelar, 145 millones de dólares de presupuesto, un villano clásico ¿Qué podía fallar? Respuesta: casi todo. Se nota que el guión es coautoría de seis personas y, aunque hay algunos libretistas talentosos involucrados, el filme carece de coherencia narrativa. Las diferentes ideas que desea combinar resultan pobremente hilvanadas.

PRODIGIUM

Tenemos personajes simples y estereotipados. Ni una estrella como Tom Cruise consigue sacar provecho a Nick Morton. Sumen la poca “química” entre Cruise y Annabelle Wallis, a quienes debemos creer una atracción que no se refleja en la pantalla. Está la falta de originalidad: la criatura que absorbe vidas para reconstituir sus tejidos la hemos visto en “Hellraiser”, el hombre que resulta intacto tras un aparatoso accidente nos remite a “El Protegido”, el amigo fantasma deriva de “Un Hombre Lobo Americano en Londres”, etc. El tono es irregular: chispazos de humor infantil existen en medio de acción brutal, tanto gráfica como sugerida. A esta momia le faltó magia. Y mucha.

Esta entrada fue publicada en Bllogs, Filmanía. Guarda el enlace permanente.