FRAGMENTADO: ¿QUIÉN SOY ESTA VEZ?

SPLIT 03

Por Héctor Becerra Delgado

La introvertida joven Casey (Anya Taylor-Joy) y dos compañeras del salón son secuestradas al salir de la fiesta de cumpleaños de una de ellas. Un hombre llamado Dennis (James McAvoy) las encierra en un sótano. Mientras Claire (Haley Lu Richardson) y Marcia (Jessica Sula) proponen atacarlo en la primera oportunidad, Casey sugiere encontrar sus debilidades. Pronto descubren que Dennis posee múltiples personalidades: a veces es Patricia o el niño Hedwig. La psiquiatra Karen Fletcher (Betty Buckley), sospecha que su paciente Kevin Wendell Crumb está detrás del secuestro que describen los noticieros. Dennis es una de 23 personalidades. La 24 está por surgir: “La Bestia”.

LA HORDA

El concepto de “Fragmentado” (“Split”, 2016) surgió poco después de que el guionista y director M. Night Shyamalan consiguió el éxito mundial con su filme “El Sexto Sentido” (“The Sixth Sense”, 1999). Sin embargo, el cineasta nacido en la India desarrolló antes otros de sus proyectos y dejó pasar muchos años para retomar esta premisa y concretar el filme. “Fragmentado” es una cinta relativamente económica -costó nueve millones de dólares- y ha resultado muy redituable, con  221 millones de taquilla a nivel mundial. Shyamalan es un director de altibajos y “Fragmentado” refleja uno de los mejores momentos de su carrera. El filme demuestra su dominio del lenguaje del cine.

LA LUZ

Luego de no llegar a un acuerdo contractual con Joaquin Phoenix, el personaje del secuestrador fue asignado al actor escocés James McAvoy, famoso por interpretar al joven profesor Charles Xavier en la saga X-Men. McAvoy nos presenta la actuación más sorprendente de su versátil filmografía. Recordemos que el actor ha participado en filmes dramáticos como “El Último Rey de Escocia” y “Expiación, Deseo y Pecado”, pero “Fragmentado” le permite mostrar su amplio rango histriónico. Las diversas personalidades de Kevin W. Crumb salen a la luz y, en cada ocasión, nos convence de ser una mujer, un niño, un hombre culto, un modisto o un psicópata con fuerza y maldad increíbles.

ESTÁN ENTRE NOSOTROS

Shyamalan ha demostrado durante su trayectoria el respeto y admiración que siente por cineastas como Alfred Hitchcock y Stanley Kubrick. Estas influencias son notables en “Fragmentado”, tanto en términos narrativos como visuales. Aunque el Trastorno de Identidad Disociativo es un desorden mental difícil de diagnosticar y controvertido entre los profesionales de la salud, ha sido empleado por la literatura y el cine en muchas ocasiones, usualmente en versiones exageradas. “Fragmentado” nos recuerda a “Identidad” (2003), cinta que se apoya en dicho trastorno para narrarnos su trama. Sin embargo, “Fragmentado” sigue objetivos muy específicos y apegados al estilo de Shyamalan.

PUROS E IMPUROS

Con actuaciones sumamente convincentes, una impecable dirección de cinematografía de Mike Giouliakis (“Está Detrás de Ti”, 2014) y un libreto que alterna humor, suspenso y temas de abuso sexual, “Fragmentado” crea tensión ascendente con personajes bien delineados. Comprenderemos al final la razón por la cual la enfermedad mental de Kevin tiene semejantes alcances. Sin ser una obra maestra, “Fragmentado” resulta un filme satisfactorio. Si agregamos que costó nueve millones de

dólares y ha recaudado más de 220 millones a nivel mundial, se abren las posibilidades de que M. Night Shyamalan retome esta premisa en el futuro. “Fragmentado” resulta muy recomendable.

 

 

Esta entrada fue publicada en Filmanía. Guarda el enlace permanente.